domingo, 2 de julio de 2017

PRECIPITACIÓN O HIELO


¿He acordado todavía 
la mano que juntaba tréboles 
como dagas para el sacrificio 
de la niña y ángel? 
Medallones como puertas, amo, 
completabas el jardín con oraciones 
en las que el junco era parte del tiempo, 
como una copa repleta. 
Caminabas, caminas 
por sendas oscuras de hiedra 
que no quieren llegar, que te rodean, 
aladas y especialmente frías 
--el amo, la oración, 
el frío--. De la copa, 
la medusa que engaña --quiere 
rememorar la mesa, harina 
y elementos reunidos 
en procesión o salmo--. La bandera 
eleva rostros de fuego, el dolor 
es inmenso en cielo, no hay caminos, 
o los hay y no te encuentran, 
sólo tú, de la foresta, 
huraño, desafiante, solo, 
la ciudad te alza, ya casi 
eres el bendecido, te persiguen, 
llegas a la cueva, un hombre 
reflejó en paredes 
ciervos, eres pintor, eres ave, 
no sales de tu encierro, piensas 
en la lluvia y en lo que significa 
para tu tribu la lluvia, eres olmo, 
viento, suelo, aroma, 
brasa. 
Y tan así la noche, 
y así la noche. 

2 de octubre de 1994.

lunes, 15 de mayo de 2017

CREPITA


Ya va por la cuarta columna, 
los anteojos desentumecen al partidario, 
nace el vello; 
cola de impronta, tardecitas 
en las que la navaja coincidía con el olmo. 
¿Dónde colgar el clavijero, dónde 
responder a la demanda? Valieron 
como se cae una moneda por el borde 
de una canasta o gato que lame 
o que no lame pero camina 
como poseído por la exhalación de las llamas. 
(Por eso dijo que el himno 
es vetusto, antiguo, 
caduco, viejo; 
y lo que es más, que el vaso 
rueda.) 

30 de setiembre de 1994.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

DEGRADACIÓN


No la nota, el halo, figura en ciernes, 
recorre la visión hasta atascarse 
en una sola miríada de patos --croa, 
desdice, adhiere, desenfunda--; 
la corona, letras y carpa, 
puso la función del estandarte, 
ya no intenta mantener el vuelo, desencaja 
la relación del ave con su pico, 
veta estancada, sesgos de refuerzo. 
"¿Quiere brindar con nosotros? Estamos 
todos alegres, invierta usted sus molares, 
camine, venda botas, ¿ya 
es la hora?", como de costado. 
Whitman y los cuartetos, partimos 
de madrugada, atisbos, flores, 
dijo "¿ya es la hora?", dijeron, 
y uno recuerda 
y ya no desea fumar, o siestas 
en las que el cielo se desentiende 
de los diarios. 

30 de setiembre de 1994.

lunes, 5 de septiembre de 2016

"VALE EL FUEGO, SU MUESCA TASA..."


Vale el fuego, su muesca tasa, 
desordena el capitel, coristas 
que a la hora del baño encienden 
la trepanación o sacos 
de odio que desdicen fechas. 
Adocenado, dormido, huero, 
intenta recubrir poros, surco 
porque la partitura indica 
intentar una salida oblicua, 
algo así como el fermento magro 
para el queso y sus artificios. 
El grupo se reúne, erige, 
y el alba es la sustancia muerta 
que se desboca o cruza 
la calzada en zancos de azufre. Muelle, 
liviano, torpe, 
salta como el eunuco que quiere riscos, 
y de su mano una verja ardiente 
succiona los restos del crucifijo y muebles. 
El motor sigue zumbando, el lápiz, 
partido por la mitad, desciende 
hacia la flota de gorrión, estacionado 
en la colcha que comparte. ¿Siguen 
los buitres la lección tardía? 
El elemento complace a la partera, 
del acuerdo retoñarán las ancas; 
porque el tintero es frágil 
y las aldabas se ofrecen en racimos. 
Materia descartable, tarda la balanza, 
busca la lógica para alancear el cuello. 

Córdoba, 28 de setiembre de 1994. 

"MASA O LÉGAMO, DEDO DE ARCAS..."


Masa o légamo, dedo de arcas, 
pasó como presencia en agua. 
(No hay signos, no hay sonidos 
para decir de su estatura: rasgos, 
vejada evocación, saludos.) 
Baldosa detenida, áspera mano, 
fue su cigarrillo un puente; 
su puerta, árbol del aire. 
Miraba o caminaba en sueños 
--soñaba realidades--, era 
sólo fragmento. 

Córdoba, 28 de setiembre de 1994. 

miércoles, 13 de julio de 2016

"BIEN LA REPISA, DE ORO AGUAMATE..."


Bien la repisa, de oro aguamate, 
complica la pronunciación, zahiere, 
para decir el poste alto o terso 
a la rueda que lanza sufijos. 
De atrás, vendada adrede, 
va a aparecer la consonancia misma, 
porque la joya es fuente que pone 
coloratura de estambre-almizcle. 
Origami de seda, pasan 
del agro a la estación; se curva 
la tapa sonrosada de cuadritos 
que tienen globos, como sucesiones 
de vampiros en escala de pasto. 
(Libros, libros, libros que se mezclan 
partiéndose en esporas, peces, morcillas, 
y el tenedor del verde es arco.) 
¿Es más una señal de puerta 
que los anillos lisos? 

- . - . - 

Córdoba, 29 de setiembre de 1994. 


martes, 26 de abril de 2016

"Refaccionás el poste, auscultás a medida..."


Refaccionás el poste, auscultás a medida 
--que su sombra no sea buitre de la paciencia--, 
porque los diccionarios no contemplan la voluntad 
del viandante en su condición de estatua. 
El poste es una forma de lo occiso, 
no querés a ciencia cierta la hora, 
tomás las hojas --barrera contra insectos-- 
y optás por el mojón de antaño. 
(Antaño es voluntad ilusoria, 
más que la goma, más que el instrumento.) 

Córdoba, 27 de agosto de 1994.